¿QUIENES SON LOS VIOLENTOS?¿EXISTEN REALMENTE “GRUPOS ORGANIZADOS”?

Tras los incidentes en la huelga general, políticos y policía dieron la alarma; en Barcelona se estaban gestando grupos organizados que querían sembrar el caos en la ciudad. A golpe de micrófono se anunciaron reformas en el Código Penal, mientras la sociedad se cuestiona la existencia de esos grupos y la eficacia de los cambios penales.

TEXTO SARA ANDRADE FOTOS ROBER AMADO

Fue Gandhi quien dijo que si quisiéramos una sociedad justa y en paz deberíamos emplear los medios para alcanzarla y que no habría opresiones si los oprimidos se negaran a colaborar o a ser pasivos ante la opresión. Las palabras de Gandhi suenan hoy en la conciencia de muchos de los ciudadanos que salen a la calle a manifestarse. La Barcelona moderna y transgresora, actual conserva su tradición más antigua: la reivindicación. Nunca satisfecha, siempre ha protagonizado a la largo de la historia las mayores ofensivas contra aquellos que pretendían dominarla. Desdela Guerra dels Segadors, pasando por la Semana Trágica, hastala Guerra Civil Española, resistiendo hasta el final, vapuleada y oprimida como la que más.

pasado 29 de marzo Barcelona vivió una de las mayores manifestaciones de su historia: miles de ciudadanos salieron a expresar su rechazo a la nueva Reforma Laboral y a los recortes en sanidad y educación. Desde primera hora de la mañana la ciudad se vio envuelta en numerosos incidentes. En la estación de Sants, un grupo de encapuchados agredía a los comerciantes, que estaban de guardia, robando y destrozando a su paso. “Tuvimos la suerte de oír los pitidos, cerramos la puerta y apagamos las luces corriendo. Pasamos miedo porque eran personas violentas, iban a hacer daño. No dieron la cara ninguno. Se pegaron con los guardias de seguridad. Llenaron el Mcdonald’s de polvo por los extintores, rompieron los cristales y pegaron a los chavales”, comenta la dependienta de una tienda de embutidos en la estación de Sants.

Mientras, un grupo de estudiantes encapuchados cortaba la Diagonal frente a un fuerte dispositivo, 20 furgones anti disturbios y un helicóptero. Felip Puig (CIU), consejero de Interior,  dijo: “esta huelga será más complicada que las anteriores”. La ciudad era un hervidero. Por la tarde, la gran manifestación transcurría al margen de los violentos; aunque se registraron fuertes incidentes durante la convocatoria de CGT y CNT, calificada de alto riesgo.

Ivan, Secretario de Organización de CNT, se defiende y dice que es una forma de criminalizar a la CNT, que siempre se ha hecho. “En nuestra manifestación se lió, no se puede negar, hubo enfrentamientos con la policía. Todos estuvimos desbordados. ¿Por qué había más alerta en la nuestra? Todos somos libertarios, esta gente se siente más identificada con nosotros que con CCOO y UGT, porque son pro sistema. Nuestra postura es al revés de la de ellos, una acción revolucionaria anti sistema capitalista, pero siguiendo una bases, nuestra acción nunca es violenta”, añade Ivan.

“Nos equivocaremos comos sociedad si pensamos que eso es mayoritario y está organizado”

La manifestación se saldó con 300 contenedores quemados y medio millón de euros en destrozos. Un total de 80 heridos entre ciudadanos y Mossos d’Esquadra. Además de 86 detenidos, de los cuales siete están en prisión, cuatro de ellos por la quema de la cafetería Starbuks, que registró daños valorados en 72.000 euros. Las primeras palabras del Ejecutivo no cayeron en saco roto, culpaban a las “guerrillas urbanas” que desde hacía un tiempo estaban sembrando el caos en las manifestaciones catalanas. Estaban organizados en células independientes y sobre ellos caería todo el peso de la Ley. Desde hacía unos años, los llamados “anti sistema”, habían aumentado su número de 400 a o 2.000.

Según Interior, detrás estaban los sindicatos más radicales, el movimiento anarquista, estudiantes a los que nunca les había faltado nada y que creían que el Estado tenía que mantenerles, extranjeros, sectores radicales universitarios, el movimiento antiglobalización y los indignados.

Jóvenes frustrados

 “Es verdad que cuando hay grandes celebraciones, hay un número x de personas que no es mayoritario, que en un determinado escenario son capaces de actuar de forma violenta. Nos equivocaremos como sociedad si pensamos que eso es mayoritario y que está organizado. Es gente que tiene ganas de jaleo, se dan las condiciones para hacerlo, se hace y luego desparecen”, dice Jordi Mir, profesor de Humanidades en la UPF y coordinador del Centro de Estudios y Movimientos sociales (CEMS).

“Barcelona está siendo la cuna del anti sistema Europeo, muchos italianos y franceses vienen aquí porque saben que tienen más apoyo y no les va a pasar nada”.

Para Jordi la palabra “anti sistema” conlleva un uso peyorativo y está mal utilizada. “Hay muchas personas bien consideras en nuestra sociedad que podríamos decir que son anti sistema en la medida que cuestionan el sistema o que proponen una alternativa.  El problema está cuando el concepto empieza a utilizarse para el conjunto de personas que participan en diferentes manifestaciones, cuando ocurriendo algún episodio de altercado, contamina todo”, incide Jordi. Muy distinta es la opinión de un miembro de las fuerzas de seguridad (por motivos de seguridad no ha querido dar su nombre), ellos siguen la pista desde hace mucho tiempo a estos grupos organizados.

Dicen pertenecer a sindicatos de estudiantes y asociaciones afines a los grupos independentistas y al movimiento okupa, que siempre ha estado en la ciudad y ha contado con el respaldo político- social. “Barcelona está siendo la cuna del anti sistema Europeo, muchos italianos y franceses vienen aquí porque saben que tienen más apoyo y no les va a pasar nada.  Dentro de los sindicatos de estudiantes hay gente muy extrema. Hemos pinchado teléfonos, y muchos de los cabecillas tildan de borregos a algunos estudiantes. Los jefazos de estos grupos no son menores, ya están fichados, no les verás en primera línea. Mandan a gente que no tenga antecedentes, los jóvenes son más manejables. Todos estos chavales tienen abogados que suelen ser siempre los mismos”, explica.

Mossos y Policía piensan que estos grupos son el espejo de la Kale Borroka, pero “hay que distinguir entre los grupos que se juntan, por ejemplo, en celebraciones del Barça y el 29M donde se quemó un Starbuks”, añade.

Se consideran organizaciones criminales porque se habían constituido previamente con intención de delinquir; además, se interceptaron cócteles molotov con los que incendiaron la cafetería, espinilleras y rodilleras para enfrentarse a la policía, walki talkies para comunicarse durante la manifestación, ropa de recambio y líquido inflamable.

Jordi Mir, profesor de Humanidades de la UPF, piensa que la situación es preocupante. “Hay generaciones de jóvenes que están creciendo pensando que esta democracia es una falsedad y no son pro etarras, son los hijos y las hijas de la buena sociedad catalana, que se sienten muy defraudados. Algunos estudiantes piensan: ¿por qué es tan malo quemar un Starbucks y no señalamos la misma gravedad en determinados episodios, por ejemplo, desahucios, parados, los que viven en la calle, multinacionales, que tienen malas prácticas laborales?”, añade. Iván, Secretario General de CNT dice: “Si hubieran escuchado a los estudiantes, ahora no estaría la juventud tan radicalizada. La verdadera raíz es: jóvenes sin futuro, igual a frustración”, sentencia.

Isma y Dani, los estudiantes de Física

La Asociaciónde Estudiantes Progresistas (AEP) es una de las más críticas de todas las Universidades Catalanas. Tiene principios como el ecologismo, la universidad pública y gratuita para todos o el no sexismo.  A ella pertenecen dos de los estudiantes detenidos en la huelga del 29M.

“Íbamos encapuchados, fue un error. La foto que salió en el periódico es completamente cierta”.

Ismael tiene 20 años y Daniel 19. Al parecer, estos jóvenes junto con otros quemaron contenedores, agredieron a los Mossos, cortaron el tráfico en Diagonal llevando mochilas con  walki talkies, material incendiario y prendas para ocultar el rostro. “No hay que olvidar que la prisión es muy dura, estos chicos no lo van  a olvidar en la vida. Los delitos que se les imputan son desórdenes públicos, hasta 3 años de cárcel, daños a la propiedad pública, hasta 3 años, ataques a la autoridad, 3 años. Si además les lesionan, son 3 años más. Si se les puede aplicar la pertenencia  a asociación ilícita, de 1 a 4 años, e incluso la organización criminal, de 2 a 8 años”, explica Mireia Balaguer, abogada penitenciarista y penalista.

Mireia Balaguer estaba de guardia el mismo día de la huelga, para ella fue curioso que muchos de los detenidos ya tuvieran abogado. Pero Aldo Reverte, de AEP, defiende a sus compañeros y a la Asociación. “Íbamos encapuchados, fue un error. La foto que salió en el periódico es completamente cierta. Es difícil buscar empatía con este tipo de ropa”, añade Aldo. Además añade que se les han considerado culpables de la situación.

La juez que lleva el caso ordenó la prisión preventiva que se aplica por riesgo de fuga o de reiteración delictiva. Cree que hay posibilidad de reincidencia porque en el mes de mayo habrá varios acontecimientos como la Cumbre del Banco Central Europeo o el aniversario del 15M  y teme que los chicos vuelvan a actuar. “Es hacer una hipótesis muy grande, o no hacemos nada o nos pasamos”, dice Mireia.

Los abogados coinciden que España es uno de los países con más presos por habitante, y creen que los chicos estarían mejor haciendo labores sociales en la calle. Por el momento, Dani e Isma  pasan los días en la prisión de Quatre Camins, donde según sus compañeros están enseñando matemáticas al resto de presos.

El rumbo ha cambiado y la sociedad no quiere ser el espectador. Bertrand Russell, filósofo, matemático y gran defensor de la desobediencia civil, dijo: “de vez en cuando es bueno poner el interrogante en aquellas cosas que siempre se han dado por seguras”.

SARA ANDRADE

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s